background
tratamiento dermatosis dermatitis

Diabetes tipo I y Mellitus. Pacientes de alto riesgo

La Diabetes es una enfermedad cada vez más frecuente en los países desarrollados, tanto la Diabetes tipo I con su clara prevalencia genética, como la Diabetes tipo II o Mellitus ocasionada principalmente por la edad y el síndrome metabólico.

Diabetes tipo I: Se produce por la destrucción de células pancreáticas por parte del sistema inmunitario, debutando de forma brusca y sólo previsible a través de un test genético. Frecuentemente hay antecedentes familiares y aparece o bien en la infancia o bien en la adolescencia.
Diabetes tipo II: Aparece en personas con estilos de vida incorrectos, la gran mayoría con problemas de obesidad o sobrepeso visceral, aunque la edad y los antecedentes familiares también aportan cierta predisposición genética.

Se calcula que 3,5 millones de personas mueren al año por problemas de Diabetes, siendo casi el 50% de las mismas menores de 70 años y un 55% mujeres. OMS Septiembre 2012.

Controlar, mejorar o curar la Diabetes debería marcar una prioridad total en aquellas personas que la padecen, pues los efectos a largo plazo son terribles:

Deterioro de la vista: Hasta la ceguera total si no controlamos bien los niveles de azúcar en sangre. Las hemorragias y lesiones en los pequeños vasos acaban empobreciendo la retina.
Deterioro de la piel: Ante cualquier pequeño traumatismo aparecerán heridas con cada vez más frecuencia, éstas se infectarán con facilidad y su cicatrización será lenta e insidiosa.
Deterioro de los riñones: Pronto aparece la insuficiencia renal, perdiendo funcionalidad a la hora de filtrar de forma adecuada las proteínas.
Deterioro del Corazón y Sistema Cardiovascular: En ocasiones aparecen cuadros con problemas coronarios, y es habitual el envejecimiento prematuro de las arterias que obligan al corazón a trabajar en un sobreesfuerzo constante.
Deterioro del Sistema Nervioso: Comienzan las alteraciones en el control del sistema vegetativo como el ritmo intestinal o la micción, igualmente las transmisiones nerviosas como el dolor.
cura diabete mellitus

Le ofrecemos:

Mejorar la estabilidad de su glucosa en sangre para que su especialista con el tiempo comience a disminuir o frenar la cantidad de medicamentos hipoglucemiantes.
En los Diabéticos tipo I, prevenir el envejecimiento prematuro y mejorar el estado completo del paciente.
En Diabéticos tipo II, comenzar un plan de cambio de hábitos con el fin de curar o mejorar la enfermedad.

Formulario de Contacto